lunes, 6 de mayo de 2013

(4t ESO i 1r BAT) Charla de Fuensanta Niñirola sobre… EDVARD MUNCH


         
Después de dar y examinarnos del tema de arte en el siglo XIX y XX en Ciencias Sociales de 4º de ESO, Txema nos trajo a una amiga suya, llamada Fuensanta Niñirola. 

Es la autora del libro: “Edvard Munch, el alma pintada”. Este libro habla de Edvard Munch, como motivo del 150 aniversario de su nacimiento (1863-2013).

Primero, nos puso un vídeo con fotos de su vida. Nos contó muchas cosas como que su arte vive a caballo entre el S.XIX y S.XX, por eso está muy influenciado, bebe de todas las fuentes y corrientes.

Nació en Oslo (Noruega), cuando sólo era un pueblecito. Era la época donde se empezaba a descubrir la fotografía y era muy importante, porque reflejaba la realidad y la gente comenzaba a tener cámara.

Pero todas eran en blanco y negro, por eso él, después de estar en París por una beca, descubre el Impresionismo, porque él quería una explosión de color. Viene empujado por los Post-Impresionistas, como Van Gogh, porque rompen con el Impresionismo para ser más creativos.


Estuvo también en revistas gráficas, que era donde se difundía la nueva cultura artística, ya que eran ilustradas. O también estuvo en cabarts (cafés literarios).

Bebía mucho porque así los artistas estaban en tensión y eran más creativos. Estaba obsesionado con que estaba medio loco, porque había antecedentes familiares al respecto.
Él estaba preocupado, porque su familia tenía 5 hijos, y él fue quien heredó la tuberculosis, y su hermana era demente. Plasmaba en el papel lo que sentía, por eso sus cuadros eran algunos tan raros.

Empezó como Impresionista, quería pintar lo que quería, no lo que le decían en la academia, así que se aburría y la dejó. Su estilo se mezcla también con el Simbolismo, porque los colores podían simbolizar su estado de ánimo. También el Expresionismo alemán plasma el de Munch.

A pesar de todos sus problemas, murió a los 80 años, pero pintó hasta el último momento de su vida.

Su relación con las mujeres es importante. No quería casarse para no tener hijos y pasarles su enfermedad. Por eso, tuvo relaciones con muchas mujeres, que además eran feministas, liberales, marginadas, de armas tomar… que lo volvieron más loco de lo que estaba, porque tenía grandes pasiones, le abandonaban… Él pintaba todo esto, las tensiones que tenía con las mujeres. Llegó un momento que estaba tan mal, que el médico le dijo que dejara la bebida y las mujeres, y se dedicara solo a pintar y a medicarse, y cuando estuvo bien, volvió a Noruega.

Tenía estudios de verano y de invierno (con nieve) donde pintaba. Después, al curarse un poco, dejaba de preocuparse tanto por sus fantasmas y pintaba paisajes coloridos o oscuros, con gente trabajando o simplemente retratos. Se esmeró mucho en pintar los panales de su universidad natal, y después de esto es cuando su pintura se empezó a reconocer y cotizar.
Vivió la 1º y 2º Guerra Mundial, en esta última es más o menos cuando muere.

Lo que más me ha sorprendido es que Hitler lo consideraba degenerado, porque él era un pintor frustrado. Hitler metió a los mejores pintores en una sala, pintaban y vendía los cuadros para comprar armas.

Munch donó toda su obra a Oslo, en el museo están sus obras.

Después la ponente nos puso otro vídeo con fotos de sus cuadros, y pudimos ver que pintaba mucho a sus hermanas, que dibujaba mal las manos, que tenía autorretratos, que pintaba mucha gente trabajando…


        Crónica a cargo de   Ana Salvador Fandos 4º ESO A



Desde el blog, la Magia de la Historia y desde el Colegio Sagrada Familia PJO, queremos agradecer sinceramente a Fuensanta Niñirola su colaboración y su interés. Gracias por venir a nuestro centro y gracias por ayudarme en mi labor docente. Fuen un honor y un privilegio contar contigo aquí. Un beso enorme.