viernes, 24 de enero de 2014

(4t ESO) Primera Guerra Mundial

El power explicatiu de classe i baix un treballet introductori i més coses4t eso primera guerra mundial

View more presentations from txema4.
Interesantísimo resumen de cuatro minutos que os puede servir muy bien para este tema, como introducción o como repaso.


Molt sovint els historiadors vegem la guerra com quelcom interessant, apassionant, divertit inclús. Quan expliquen el nostre entusiasme ens fa convertir els conflictes en frívoles successions de fets i batalletes. Almenys eixa és la sensació que de vegades se me queda.


I per una banda estic content, doncs motive als meus alumnes i aquestos responen, però la meua conciència es rebel.la quan la classe s'acava.

Per aquest motiu he obligat als alumnes de 4t abans de començar l'explicació de la primera guerra mundial a reflexionar sobre un conflicte bèl.lic, a ser empàtics i posar-se en el lloc d'un afectat. Perque huí en dia al mópn són molts els afectats i nosaltres, des del nostre benestar no arribem a comprendre com és la seua situació, els seus patiments, les conseqüències...

Llavors he pensat en que cadascú hauria de fer una reflexió per escrit amb aquestes preguntes com a guia: 
  • Què és la guerra? Què suposa estar en guerra?
  • Què pasaria si esclatara una guerra ací mateix?
  • Com t'afectaria a tu i a la teua família?
  • Defendries el teu país? Si, no. per què. Com?
Per entrar en materia vaig posar dues cançons, dos clàssics:
  1. Querida Milagros de El Último de la Fila.
  2. War, what is good for? d' Edwin Starr.
Les reflexions han segut molt bones i molt variades i hi ha un resum al blog de treballs dels alumnes. però he seleccionat una en especial, la que més m'ha agradat de totes. Enhorabona a l'autora. Vos recomane llegir-la i compartiu la seua redacció, que vos acompanye en la reflexió i penseu que la guerra, mai no és la SOLUCIÓ.



                                          LA GUERRA Y YO


"La ira puede convertirse en alegría, y la cólera puede convertirse en placer. Pero una nación jamás puede ser reconstruida, y una vida no puede volver a nacer después de una guerra".
Sun Tzu, El arte de la guerra.

 Eligiendo un magnífico libro como es este para explicar qué es estar en guerra. Eso es estar en guerra. 
Dos pueblos luchando por lo que llaman "paz". Usando la ira que tienen hacia el otro y creándose una pseudoalegría, usar el enfado causado por tus superiores hacía el otro pueblo creyendo que al enfrentarte a ellos obtendrás placer y bienestar para tu pueblo. Pero la verdad es que todo ello, sea uno u otro el "vencedor", siempre pierden. 
Es como con los animales que nos rodean. Luchan por comida en un mismo territorio, pero el que gana la comida está tan agotado, tan cansado, que realmente esa comida no les sirve para dejar de estar hambrientos, solo para reponer energías que han tenido que gastar. La guerra es por tanto una lucha por algo que crees que va a hacerte mejorar pero que realmente te tira hacia atrás, es retroceder. Es que tus superiores te sometan a algo que realmente tú no estás seguro de querer, pero lo haces, en nombre de tu patria. 
Roman Roilland
Como dijo Roman Roilland: "La guerra es el fruto de la debilidad y la necedad de los pueblos"
¿Qué no es cierto? ¿A caso un pueblo se pone a luchar porque sí? Se pone a luchar porque necesita algo y su poder militar, a veces es bueno, a veces es pésimo, pero no les importa, son más los estúpidos que los comprensibles. Por eso lo más probable es que no lucharía en una guerra.
 Si en Valencia hubiera una guerra, vería tanques y camionetas pasar por mi lado como si fuera algo que ocurre todos los días. Vería a soldados luchando contra sus prójimos por algo que ni ellos mismos tienen en claro. Vería gente que cree que luchar por su país es su deber y cogerían su escopeta de caza, su pistola o nada más que un cuchillo y se lanzarían a la calle. Me lo imagino como una manifestación donde habrá gente que no querrá esta guerra, pero idiotas con armas o con bombas caseras se lanzarían como si esto fuera Jauja para ellos. 
Vería el terror en las caras de los niños, muertes en mi propia puerta de casa. Vería hambre y desesperación, luchas entre hermanos con tal de conseguir un poco de agua. Porque claro está, no podríamos abastecernos. A la gente le parecería más importante disparar a 4 soldados que quizás no sepan ni porque están ahí que dar de comer a su gente. Serían la viva imagen de la canción de Calle 13 titulada La Bala que dice así: Hay poco dinero, pero hay muchas balas, hay poca comida, pero hay muchas balas, hay poca gente buena, por eso hay muchas balas, cuidao que ahí viene una ¡PLA PLA,PLA PLA!. Siguiendo con el tema, también habrían familias que habrán perdido algún miembro y que tienen miedo de salir a la calle y prefieren morir en casa. 
Mi familia por ejemplo, sé que mi hermana pequeña estaría atemorizada, que lloraría por cada bomba o cada disparo que se efectuara. Le dan miedo los petardos, ni imaginar una guerra. Sé que mi madre la tendría que cuidar el doble de lo que lo hace ahora y tranquilizar a cada momento. Sé que me tendría que quedar en casa, que no podría tener contacto con mis amigos, que no sabría nada de nadie y que la desesperación me invadiría, solo haría que preguntarme : ¿Por qué pasa esto? 
Sé que mi padre saldría a la calle e intentaría traer algo que echarnos a la boca cada día, que lucharía por nosotras aunque tuviera miedo de morir, pero más miedo le daría que murieran sus niñas, como nos llama. Y cuando acabe la guerra, si es que seguimos vivos, no creo que pudiéramos recuperarnos tan fácilmente. 
Descubriríamos que muchos amigos han muerto, que familiares han intentado luchar, como mi tío, que fue militar, y que seguramente no han sobrevivido. Además de contar con la pobreza que nos dejará, hayamos ganado o no la batalla, quizás hasta en años no nos recuperemos. Y si volviera a la rutina diaria, los que hemos sobrevivido no podríamos estar como ahora, contentos, haciendo bromas entre nosotros de clase en clase. Las preocupaciones atormentarían nuestras cabezas y muchos de nosotros, aún sin ser del todo maduros, comprenderíamos que esa guerra no ha servido nada más que para destruirnos. Los pocos planes que nos hubiéramos hecho para nuestro futuro académico y sentimental estarían ahora eliminados de nuestras mentes. Por eso no se me ocurriría de primeras luchar en una guerra. 

No quiero pertenecer a ese circo donde altos cargos mandan sin saber obedecer y se aprovechan de su pueblo haciéndole que luche por unos ideales en los que no creen. Luchar por luchar, ¿qué sentido tiene? Lo más posible es que intentara huir con mi familia a otro país y si lo veo improbable, me quedaría con ellos, sabiendo que puedo morir. No me importaría en el sentido de que si he de morir, lo haré junto a los que quiero. Lo que sí me molestaría es morir porque a unos se les antojó entrar en guerra. Pero si lo pensara bien y viera todos muertos a mi alrededor y solo yo la única que se salvó, quizás ahí me plantearía el luchar. Total, lo único que tengo que perder es mi vida y la notaría tan insignificante sin mi hermana, sin mi madre, sin mi padre, sin saber si mis amigos siguen... Pero no sería estúpida, no me pondría a luchar porque sí con la katana que hay en mi casa. 
Trataría de aliarme con los soldados de nuestro territorio. A muchos de ellos les aterra morir por la causa y sé que con convicción dejarían de luchar contra el pueblo. Iría directamente a por los grandes, a por el general, a por el capitán, a por todos los que han arrebatado vidas por un falso bien. Me costaría tiempo, si es que no muero. Me plantearía sinceramente si matarlos y acabar con esto sería bueno. No tengo problemas en matar si es por el salvamiento del hundimiento de un pueblo. No defendería el país, defendería la gente que compone el país, el pueblo en sí que ahora yacería en el caos y el miedo. Suena algo... "frío" por mi parte el estar dispuesta a matar, pero sé que no tendría remordimientos, que sería capaz de matar si fuera el caso.

Parece todo muy de película, pero no tendría nada que perder salvo la vida y básicamente estaría casi muerta, sola y con ira, ira que transformaría en alegría para un pueblo y cólera, cólera que transformaría en placer para el pueblo que se enfrentara a nosotros. Y sea como sea, acabaría muerta igual si no huyo a tiempo a refugiarme, porque habría matado a altos cargos que luchaban por el "bien" en nuestro pueblo y eso es anticonstitucional, no solo porque he privado la libertad, si no porque he asesinado y matado a los que se suponen que son mis prójimos. 
Claro está, los otros no verían mi causa (matar por el bien de demás a los únicos que nos están matando), verían mi fin (la muerte de los que ellos creían como "salvadores" de el pueblo y además, hacer perder la guerra). No me importaría, sé que lo que hice para mí fue mi último acto en este asco de humanidad. Dormiría tranquila hasta el día de mi muerte.

Yaiza Piles Ortiz