jueves, 28 de mayo de 2015

PatroJacobeO 2015. OBJETIVOS QUE PERSEGUIMOS (I) Convivir



OBJETIVOS QUE PERSEGUIMOS

NÚMERO UNO: Convivencia y conocimiento de otras personas y de sus realidades

El Camino nos pone en contacto con gente de toda condición y de todas las nacionalidades, con la riqueza que eso supone para nuestras miras y nuestras mentalidades. Además, nos conformará como grupo y hará que todos los que peregrinemos nos conozcamos en profundidad, seamos solidarios, cooperemos, seamos uno. Reproduzco a continuación la obra de un religioso Salesiano que realizó un proyecto similar y que me parece muy acertada en cuanto a realizar el Camino en grupo.

Cuando se camina en grupo, es bueno tener muy presente las siguientes notas para que la convivencia marche a pedir de boca y el camino tenga un verdadero significado en quienes lo realicen.
1.- Formamos un grupo, una pequeña familia o comunidad. Los grupitos pequeños quedan desterrados. 
2.- Todos tenemos defectos y muchas cosas buenas. Nadie va a juzgar al otro u otra ni por dentro ni por fuera.
3.- Pedir perdón y el perdonar es moneda de uso en todo nuestro camino. No iremos a descansar ni despediremos el día sin haber pedido disculpas.
4.- Cada uno, a la hora de comer, de limpiar, de realizar cualquier trabajo , como por ejemplo: llevar la cantimplora llena de agua, retirar las cosas o recogerlas, transportar los alimentos etc..., tomará la peor parte para que el hermano caminante tenga la mejor. 
5.- Bien al caminar o en la evaluación o revisión del día, cada uno comunicará a los demás lo que siente y lo que ha vivido o vive. Es un tesoro que no debemos guardarlo para nosotros mismos.
6.- Son necesarios los ratos de silencio, la oración. Cristo nos acompaña al caminar.
7.- Caminaremos sin ideas preconcebidas, con los ojos bien abiertos a todo: paisaje, arte, otros peregrinos. ¡Deja que el camino te vaya haciendo!, no haces tú el camino, el camino te hace a ti.

8.- Conversaré y me interesaré por todo peregrino que vaya encontrando a mi paso y compartiré todo lo que tenga y pueda.
9.- Los detalles son muy importantes. No los despreciaré.
10.- El más débil del grupo es el más importante. Mi paso se acomodará al suyo. Mis necesidades serán las que él me marque.
11.- Si el silencio es importante, la sonrisa lo es más. Cantaremos y viviremos la alegría y el buen humor en medio de la dificultad y dureza del camino.
12.- Cada uno llevará papel y bolígrafo para escribir sus impresiones y juicios, reflexionaremos por escrito haciendo un pequeño diario de todo lo que vayamos viviendo.
13.- Todos los días, al anochecer, nos revisaremos y evaluaremos.

14.- Cada uno aceptará sus fallos, intentará reconocerlos y así irá venciendo sus vagancias.
15.- El camino es duro, nadie se quejará más de lo necesario
16.- Cada uno dé lo que pueda y reciba del resto cuanto necesite.
17.- Santiago es la esperanza y la meta, él nos moverá y aunará a todos. Nadie andará obsesionado por llegar. Disfrutaremos del camino y dejaremos que paso a paso nos vaya calando y transformando.
Tomado del libro de José Miguel Burgui, Guía del peregrino, de Alicante a Santiago, Editado por el Excmo. Ayuntamiento  Alicante. 1997  /